No sé qué ponerme!

Hola rayadas (y rayados)

En el post de hoy no voy a hablar de amor, no me apetece, al menos no de amor hacia las personas pero sí hacia la ropa.

Hoy han empezado LAS REBAJAS en todas las tiendas (siiiiiii yuhu vamos a quemar la tarjeta) así que es un día feliz, y quiero que os rayéis solo por una cosa: LA ROPA

8107a605b7e82893c930d7098dc2be2c

¿Cuántas veces has abierto el armario y has dicho: no sé qué ponerme?

A mi me pasa siempre. Tengo el armario a rebosar de ropa, tengo de todo y más y cada semana compro cosas nuevas (sí, tengo un problema) Pero aun así, cada vez que abro el armario pienso que necesito algo nuevo y que todo me queda mal. Tranquilas, sé que os pasa también, no estáis solas.

Estos son algunos de los casos más comunes cuando “NO SABES QUÉ PONERTE”

1. Este vestido antes me quedaba bien

Cariño, ESE VESTIDO sigue quedándote bien, el problema es que ya lo has usado tanto que te aburre y piensas que te queda mal. Si dejas pasar una temporada sin ponértelo, verás como te ves mejor.

Otra cosa es que te hayas pasado con los polvorones en la cena de Navidad, en cuyo caso te recomiendo una bragafaja.

shutterstock_124584727-500x375c

2. No me gusta repetir

AAAAAAAAAAAAmiga, eso me pasa a mi también. Pero, o tienes el armario de Paris Hilton o te tocará repetir prendas de vez en cuando. La clave está en combinar la ropa de forma que cada día el conjunto sea diferente. Intenta cambiar de accesorios, como por ejemplo un collar, que puede cambiar por completo tu look en un momento.

3. Me compré esa camisa hace semanas y ya no me gusta

Aquí volvemos a un caso parecido al caso 1. Seguramente te compraste “esa camisa” o lo que sea, con mucha emoción y de la emoción te la pusiste día sí, día no. Y al final, te has cansado de usarla. Es normal, lo mucho cansa.

Te recomiendo usarlo con cosas diferentes, o en ocasiones diferentes a las que lo has usado, así no te sentirás tan mal por no usar una prenda y no la dejarás olvidada en el armario.

4. Tengo cosas con etiqueta y sin usar

Aquí entramos en el mundo de las compras por impulso. Todas tenemos ropa en el armario que no hemos usado, pero que guardamos por si algún día vemos la luz y decidimos que es el día perfecto para estrenar algo que lleva sepultado en tu armario durante meses.

Casos típicos como: “es que ese vestido era muy barato y tenía que comprarlo” o, “esto me sirve para fondo de armario”

Al final esas pobres prendas se quedan olvidadas, con etiqueta y llenas de polvo. A mi me da pena.

5. Siempre me pongo lo mismo

Siempre tenemos unas cuantas prendas que nos hacen sentir seguras y que solemos usar cuando no hemos pensado otra cosa. No es malo, pero planteare si siempre usas ese look, no vaya a ser que la gente se piense que tienes un armario como el de Homer Simpson y siempre usas la misma ropa.

dressing-101129_L

6. Voy un poco putón

Típico día en el que vas a salir de fiesta, te imaginas el look perfecto en tu cabeza y, cuando te lo pones: Ups, voy un poco ligerita.

Ni tanto ni tan calvo. Tú sabes cuáles son tus armas, y cómo debes ir para pasar de “sexy” a putón verbenero” Un consejo: si vas a llevar algo corto, ni me lleves un escote hasta el ombligo porque puedes hacer que la gente se vuelva bizca a tu paso.

7. Tengo que ir elegante y todo lo que tengo es muy casual

La elegancia se mide muchas veces por la sencillez. Si no encuentras nada que ponerte, procura tener siempre a mano una americana negra, unos pantalones básicos y una camisa blanca. Eso, combinado con unos zapatos de salón o unos mocasines sencillos no falla y no hará falta que te comas la cabeza. Elegancia 100% sin dolores de cabeza.

5787a9d14cde3bd434cb392fe9a423c4

Bueno amigas y amigos que me leéis, espero que os haya gustado mi post y os haya servido para algo, al menos para reiros.

Feliz miércoles!

Anuncios

Un comentario sobre “No sé qué ponerme!

  1. No sabes lo mucho que te entiendo. Fácil decir porqué, right? Pues sí, yo también he pasado más de una vez por el síndrome ” y ahora que me pongo?” jaja
    Sencillamente creo que aunque tuviésemos un armario como los que salen en el catalogo del IKEA (y no me refiero a los sencillos precisamente…), no tendríamos bastante. Siempre habría esa prenda nueva con etiquetas colgada en la percha, esa otra que ya hemos aborrecido, o la que nos encantaría ponernos en ese instante y sin embargo sigue en x tienda.
    ¿Resumiendo? Mujeres & Ropa, un fenómeno imposible de entender; yo la primera, lmao!

    Con ganas de saber el tema del próximo.
    Si supieras lo que me rió leyéndote… Sobretodo porque me veo reflejada en mucho de lo que leo.

    oox. love.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s