Carta a mi yo futuro

letters

Todos damos consejos, aceptamos o ignoramos (la mayor parte de las veces) los consejos que nos dan, pero ¿no vendría bien pararnos y darnos un consejo a nosotros mismos?

¿Qué te dirías a ti mismo si te tuvieses que dar un consejo? ¿Que le dirías a tu yo futuro?

Futuro no tiene por qué ser dentro de años, futuro puede ser mañana, futuro puede ser dentro de un rato.

Mi primer consejo es que nunca mires al pasado si no es para aprender algo. Nunca pienses “Era más feliz antes” porque realmente te estás perdiendo el momento de ser feliz ahora.

Claro que fuiste feliz, claro que pasaste buenos momentos, pero quédate con eso. Los momentos no vuelven, son irrebatibles y nunca vivirás nada igual, quizá por eso cada momento tiene su encanto. Y vivirás cosas mejores, si dejas que ocurran.

No eches de menos. Todos perdemos personas por el camino. Perdemos amigos, perdemos familia, perdemos amores… y nadie podrá sustituir a esas personas, y tampoco deberías querer que sean sustituidos.

Esas personas han pasado por tu vida por algo, han escrito parte de tu historia y se han ido. Porque, a veces, hasta los capítulos más cortos son los que más nos marcan.

No pasa nada, lo pasaste bien, ¿qué más quieres? Si hubieses tenido que estar más tiempo con algunas de esas personas seguramente hubieses acabado tirándote de los pelos, o tirándolas a ellas.

Piensa en esas personas que se quedan, pase lo que pase, que te aguantan hasta cuando deberían ponerte un esparadrapo en la boca. Ellos son los personajes principales en tu historia, los demás son solo secundarios, y apetecerán cuando les apetezca (o cuando tú quieras que aparezcan)

No te arrepientas. Lo hecho hecho está, decidiste hacerlo y ahora tienes las consecuencias. Si no lo hubieses hecho seguramente te hubieses pasado la vida entera preguntándote que habría pasado, y te volverías tan loca que, créeme, es mejor que te arrepientas.

Pero aun así, no lo hagas, no te arrepientas. En su momento querías hacerlo, quédate con eso. Ahora ves que ha sido peor, ¿peor por qué? ¿Pero acaso no estabas deseando lanzarte al abismo? Te lanzaste y te caíste, pero la sensación hasta la caída fue maravillosa, corta pero intensa, como un café de máquina.

Habla, llora, ríe… pero no te guardes nada. Dí lo que piensas, nunca sabes si no podrás volver a decirlo, si la persona a la que quieres hablar no estará ahora, o si cuando quieras hablar ya no tendrás voz suficiente para decir nada.

Llora hasta que te canses, llorar no es malo. Pero no llores siempre sola, llora con quien quieres, abraza hasta quedarte sin fuerzas, y ríe hasta que te de la tos. No te guardes nada dentro, porque más tarde saldrá y lo que salga, puede que no sea nada bueno.

Y sobretodo, disfruta. No te pares a pensar en el pasado todo el rato, disfruta de lo que estás haciendo, es tu vida y nadie más la va a disfrutar más que tú.

Disfruta de los días de lluvia, aunque odies la lluvia, disfruta del olor del cocido de tu madre, por si un día ya no te lo hace, disfruta de ese café que te despierta todas las mañanas, disfruta de las personas, de todas.

Pero sobretodo, disfruta de ti, quiérete, porque lo único que va a permanecer sea pasado, presente o futuro, eres tú.

girl sea birds

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s