Ni contigo, ni sin ti

Ni comes ni dejas comer.

Dime ¿qué quieres?

Parece que te molesta que sea feliz. Parece que no puedes estar conmigo, pero tampoco estar sin mi.

Parece que te molesta verme con alguien, darte cuenta de que me alejo de tu círculo vicioso, de que ya no soy para ti.

Y entonces vuelves, y lo estropeas todo. Vuelves pensando quedarte, pero solamente vuelves porque no quieres que yo sea de nadie.

Y me cuentas mil historias, me creo cuentos de hadas y resulta que las hadas no existen. Que volví a cerrar las puertas a alguien que merecía la pena para abrirselas a quien ya sabía que me iba a dejar en ruinas.

Y así es como, me haces que me pregunte ¿qué quieres? ¿de verdad quieres algo de mi? ¿es un juego y yo no me se las reglas?

Por favor, si tienes algo de compasión deja que alguien me haga feliz, sabes que tú no puedes. Sabes que por más que vuelvas te irás, así que no vuelvas, vete ya.

Que me has hecho perder más tiempo del que cabe en mi reloj, que las lágrimas se las tragan los clinex, no tú.

No te echo la culpa de nada. Seguramente no supe jugar a este juego y tendría que haberme retirado antes. Pero siempre quieres la revancha, aunque ganes una y otra vez.

Pero lo siento. No soy una pelota de pin pong que va de un extremo a otro, porque llega un momento en que me mareo.

Así que deja de marear. Si quieres algo, dímelo.

Y sino, cierra la puerta que entra corriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s